jueves, 5 de julio de 2007

de quien es la historia...


Si te llego vestida de Odile esta vez, no me marques con tu sexo ninguna de las partes de mi arquitectura. Si vengo vestida de desierto sobre ti, haré crecer alguna brizna de hierba. Pero prefiero que vengas desnudo, y ver ahora las marcas en tu vientre, y saborear ese olor a océano que me traes. Que llueva desde ti, sobre mi, sentir las laceraciones de los golpes que me hacen pensarte de mil formas. Caminando desnuda, silenciada por tu cuerpo y tus sonidos, te sorprendo vestida de Odile, pero esta vez no seré un músculo más, sino otra sonrisa y otro rostro oculto entre las sombras.

2 comentarios:

eduardo waghorn dijo...

De casualidad llegué a tu blog...
Tienes un espacio muy interesante.
Quiero enviarte un gran abrazo desde el otro Santiago, el Chile:)
Mi sueño es conocer tu cálida isla.
No dejes de visitarme.

Morgan dijo...

Hola : Ya entre en cuanto me dijistes , sonrisa de Sola la que tienes en esta foto o sea tu propia sonrisa . Si me gusto.